​Si es posible la contracción en caminantes la habría encontrado dormido y la olvidaría al momento de volver a mi ruta programada. Vivo ido, fuera del fin, siempre en movimiento junto a algunas sombras perdidas en el tiempo y la culpa.

Si querés respuestas sólo mantené la vista enterrada en mi cuestionable cara hasta la línea final, aunque nunca haya existido realmente; dame tiempo, ya tengo demasiado con tu nombre anclado a la tarde de mis últimos domingos y tus frías manos sobre mi nuca el resto de la semana; dejame perder la cordura con las ventanas de los edificios y palabras sin sentido, no tratés de hacerme ver lo lejos que estoy de seguir en el camino, al final siempre voy a voltearte a ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s