Archivos Mensuales: marzo 2016

Dejando pasar.

Verse de frente, acostumbrarse al paso continuo de los pies, prepararse para salir por la mañana, llegar, hacer, salir; llegar otra vez, dormir, volver; recordar, mantener, hablar, escribir, y volver. Acostarse, irse. Adiós día. Y entre cada tiempo, el saber qué se va a hacer a continuación parece ser ignorado, como si la inconsciencia perdura oculta ante sí misma, o como si no quisiera prestar atención a lo que no importa. Paso intentando ir de segundo a segundo, viendo y escuchando, los segundos pasan tratando de hacerme olvidar, y se quedan con lo suyo la mayor parte de las veces, haciendo parecer que quieren dejar mi ruta en círculos cada uno de los días. Para mi ventura (o desventura) ya todo lo desconocido lo conozco. No soy el mismo casi siempre, y no es por decisión unánime, es el día, el siguiente, el anterior, el de ahora, el que nunca va a pasar. Ya sé lo que no sé, o al menos trato de inventarlo para intentar ser consciente de lo que no existe. Hay riesgo para lo que no tiene memoria, es un boomerang que vuelve pero nunca cae en el mismo lugar, algo que pasa y pasa y pasa pero nunca lo hace realmente, aunque siempre esté ahí, pasando.

Anuncios

58

No quiero que me mirés a los ojos, que entendás qué hago o digo cuando tenés las pupilas clavadas en mí. No me mirés así cuando estoy desvaneciéndome ante la sombra del problema y creyendo en el fin de mis pasos. No quiero volverte consciente de lo escondido detrás de las palabras dichas por mí para redundar mientras trato de entender el cómo y los porqués, y tampoco me digás lo que ya escribí repetidas veces en mi memoria. No quiero que me mirés mirándote, tratando de deshacerte en palabras y explicaciones que nunca voy a lograr concluir, y tampoco quiero que logrés entender mi idea de lo que sos porque no me gusta dar por concluido el camino. Mejor seguí así, haciéndote loca por lo demás, concentrada en la silueta de las cosas pasando por tu cabeza, caminando tan suavemente, como queriendo ocultar tus pasos…

Dejame los problemas a mí, vos seguí siendo pregunta…