Archivos Mensuales: diciembre 2015

A. S.

Eran más de las nueve; seguía lloviendo más por dentro que por fuera. A pesar de las cosas, seguía confiando en lo próximo y el presente permanecía inerte entre sus puños. Empezó a hablar, hablarse a sí mismo, en silencio, entre cada segundo, tratando de dejarse en claro que la conciencia lo rodeaba y lo hacía verse, saber cómo llegar, seguir y encontrarse entre tanto pasado. Salió a la puerta para refrescar su memoria, el contraste fuera calmaba las voces, las hacía escuchar y lo perdían entre el sonido del caer de la lluvia.
La noche no parecía tan oscura, la lluvia no caía desordenada, el tiempo iba y venía conforme él inhalaba el aroma no tan fresco del viejo pueblo. Todo ahí tenía un nombre, pero se llamaba a sí de otra manera. Tenpenny lo sabía, se lo repetía a sí mismo; sin embargo, sus manos temblorosas le hacían ver los cambios que podrían hacerlo llamarse como siempre lo había hecho, la sensación del querer desaparecer y huir de todo bloqueaba la libertad que podría haber sentido alguna vez, pero el cansancio pudo más y luego de un par de horas el sueño se apoderó de su conciencia.

Anuncios