Archivos Mensuales: septiembre 2015

Y vos…

Y vos, del otro lado de la ironía narrada por un fugaz cruce de palabras entre nuestra tercera persona, me mirabas y ponías tu nombre frente a mis ojos. Yo, como era costumbre, salía del camino para ver de lejos el fin de las voces, y vos, con tu fuerza y arrogancia me traías de vuelta, excusándote en las noches pesadas en mi espalda y los años perdidos a causa de la búsqueda innecesaria de otras cosas…

Tu línea siempre fina nunca dejó la mía, yéndose en paralelo hasta donde mis pies llegaban a sentir la fría cercanía de tus razones para después dejarme varado al medio del recíproco desacuerdo iniciado desde el primer paso que nunca di con vos…

Anuncios

462

Él te miraba.

Cada algo parecía cambiar en el tiempo, desapareciendo después de la calle donde caminaba cada tarde, y después, al final del tunel, todas las luces caían hacia tu silueta. Su conciencia enfocaba tu figura, como un regalo para hacerle ver lo bueno restante de la absurda y larga espera de estar en la realidad.

Él era él y yo su conciencia, pero aclarar eso parece ya estar de más.