Tiempo al tiempo

Dentro de una línea distorsionada por la perspectiva se refugian aquellas personas que organizan su tiempo. Ignoran totalmente el quedar atrapado por el sonido de cada segundo atravesando al presente; temen con su vida a la disminución de minutos que provocan los largos suspiros que no están descritos en su agenda, haciendo eterno al parpadeo incorrecto, acortando la vista del mañana: el alba.

 

Su opuesto se abre a las inexistencias vacías, materializando a la esencia de un suburbio interno que teme a la novedad y bloqueando el paso al reencuentro que yace bajo una gruesa capa de improvistos.

 

Que alguien les diga a esos que, mientras el segundo recobra sentido, el pensamiento se acomoda. Solo es cuestión de no imponerle medidas al tiempo. Su creador es tan sabio que todo lo que falta por vivir va incluido en y a su tiempo. “Para todo hay tiempo”. El tiempo te es relativo si vos le sos relativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s