40 años

Desmayado una vez más en aquel desierto al que me dirigí una vez, cansado de caminar, cansado de descansar en la sequía. ¿Por qué podía controlar mis pies? Hubiese sido más fácil cortarme las piernas cuando podía, pero incluso sin piernas mi cabeza llegaría aquí en algún momento. Quizás lo que necesite es una gran tormenta que me zarandee para poder regresar a mi hogar, pero no todo es tan fácil. Yo sólo llegué al desierto, pero no puedo salir por mi. Lo único que necesito es prestar atención al cielo, pero ni eso puedo hacer. Desgracia tras desgracia generada por mi pasado. Cultivé dolor en mi cuando recién estrenaba mi cuerpo, coseché dolor en mi sangre ahora que me he desgastado. ¿Cuánto tiempo más llevará? Creí saber a dónde dirigía mis pasos, creí poder regresar a mi hogar. No contaba con éste cuerpo y mente tan acomodados. Me levantaré, seguiré caminando (en círculos por mucho tiempo) de noche veré hacia el cielo y mi Padre dictará mi salida, espero no ser traicionado una vez más por mi mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s